Noticias
Instrumentos globales claves para los marcos institucionales y jurídicos de cuencas transfronterizas

Instrumentos globales claves para los marcos institucionales y jurídicos de cuencas transfronterizas


Como parte de las actividades que promueve el proyecto BRIDGE Andes, el pasado 17 y 18 de noviembre del 2015, se desarrolló en la ciudad de Quito el curso de capacitación sobre gobernanza del agua en un contexto de aguas transfronterizas. Leer mas...
Apoyando la conservación del Lago Titicaca a través de la Gestión Integrada de los Recursos Hídricos transfronterizos

Apoyando la conservación del Lago Titicaca a través de la Gestión Integrada de los Recursos Hídricos transfronterizos


Con miras a fortalecer la cooperación y las capacidades locales para la gestión sostenible del agua en cuencas transfronterizas, el proyecto BRIDGE Andes en coordinación con el Ministerio de Ambiente y Agua de Bolivia (MMAyA), la Autoridad Nacional del Agua del Perú (ANA) y la Autoridad Binacional del Lago Titicaca (ALT) ...Leer mas...
Actores claves analizan varios modelos de gestión de cuencas compartidas.

Actores claves analizan varios modelos de gestión de cuencas compartidas.


Del 30 de junio al 2 de julio se desarrolló el taller de intercambio de experiencias en gestión de cuencas transfronterizas entre varios países de Centroamérica y Sudamérica . El evento fue organizado por las oficinas regionales de la UICN de estas dos regiones, en el marco de la segunda fase de implementación del proyecto BRIDGELeer mas...
Próximos eventos

CONTEXTO EN AMÉRICA DEL SUR

logo

América del sur presenta un contexto hídrico particular debido a sus condiciones geográficas y ambientales. Esta región contiene tres de las cuencas hidrográficas más grandes del mundo (Amazonas, Orinoco, y Río de la Plata) y uno de los mayores cuerpos de agua subterránea (Acuífero Guaraní). Aproximadamente el 26 por ciento de las fuentes renovables de agua dulce del mundo están en este continente, en donde reside sólo el 6% de la población mundial. La región también alberga una de las áreas de mayor riqueza biológica del planeta, con gran variedad de ecosistemas y especies que representan alrededor del 40% de la diversidad biológica de la tierra, y cerca del 25 por ciento de todos los bosques del planeta.

En las últimas décadas el agua se ha convertido en uno de los componentes ambientales más amenazados tanto en su cantidad como en su calidad. Gran parte de los ecosistemas reguladores del recurso hídrico se encuentran degradados debido a una serie de factores como prácticas inadecuadas de uso del suelo, altas tasas de deforestación, procesos acelerados de erosión, fragmentación del paisaje y la falta de una gobernanza efectiva de sus recursos. A esto se suma la incertidumbre del cambio climático que afecta directamente a los recursos hídricos siendo un claro ejemplo el retroceso acelerado de los glaciares andinos o el aumento en la recurrencia de eventos climáticos extremos.

Otro contraste importante en américa del sur se da por las desigualdades económicas y el acceso de la población a los servicios de agua y saneamiento. Este fenómeno es aún más marcado entre las zonas rurales y urbanas. El sostenido crecimiento demográfico y económico en la región también provoca un incremento en la demanda de agua para consumo y para actividades productivas, consecuentemente ha aumentado la presión y competencia por el uso del recurso hídrico. De acuerdo a las Naciones Unidas tan solo el 20% de las aguas residuales mundiales reciben tratamiento. Así el tratamiento de aguas residuales es una prioridad para la agenda de desarrollo 2015.

Ecosistemas como por ejemplo los bosques, humedales, o páramos son el corazón del ciclo global del agua. El agua dulce finalmente depende del funcionamiento saludable de los ecosistemas, y reconocer el ciclo del agua como un proceso biofísico es esencial para alcanzar el manejo sostenible del recurso hídrico. En américa del sur los ecosistemas reguladores del ciclo hídrico enfrentan importantes amenazas, tales como la pérdida y degradación de ecosistemas, sobre-explotación del recurso hídrico, deforestación, erosión, o la contaminación de cuerpos de agua por descargas de aguas residuales, entre otros.

El contexto previamente descrito impone importantes retos a la sociedad y en especial a las entidades encargadas de liderar la gestión del agua en los diferentes países de la región, gran parte de los cuales están aplicando el enfoque de la Gestión Integrada de Recursos Hídricos, mediante la actualización de políticas y/o normas así como las adecuaciones institucionales; constituyendo el reto más importante el de alcanzar la gestión sostenible del agua en las cuencas de la región adaptada al cambio climático.

Un importante reto para América del Sur es el promover un enfoque regional para la gestión del agua, aspecto que ha sido abordado inicialmente por la Secretaría General de la Comunidad Andina (Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú) SGCAN al conducir la elaboración de la Estrategia Andina para la gestión integrada de recursos hídricos. Los próximos pasos serán fortalecer el diálogo en plataformas regionales como UNASUR o CELAC, aspecto relevante por la importante presencia de cuencas transfronterizas en la región.

logo  logo